enoturisme Viatges

La experiencia de dormir en una barrica de vino

dormir en una barrica de vino en la borgoña

Viajar a la Borgoña es cansado (pero altamente gratificante). Coger el coche, subir hasta el viñedo “X”, pasear hasta la finca “Y”, bajar al pueblo, catar el vino, volver a subir al coche, conducir hasta el punto “Z”,  beber más vino, que ahora es pinot noir, que ahora es chardonnay y así durante los más de 100 kilómetros que separan Dijon de Mâcon. Para descansar de este atrajeado placer, necesitas alguna cosa especial. Llevas el vino tan a dentro que no tienes suficiente con un hotel, una ducha y una cama limpia. Dicho esto, ¿qué te parecería terminar el día en una barrica de vino?

Clos du Grand Bois es una bodega y casa rural ubicada en Lugny, en la región del Mâconnais. Dispone de 5 habitaciones convencionales y cinco barricas de vino con las que vivir una experiencia enoturística completa. “No es solo un sitio para dormir, representa estar dentro de la hacienda, en frente del viñedo y a pocos metros de la bodega: es una experiencia completa” dice Antony Lafarge, bodeguero y propietario junto con su hermano Frédéric.

El interior de la barrica es muy simple pero acogedor. Allí dentro, te sientes un poco como el vino, que no tiene nada más que hacer que relajarse, descansar y envejecer. No hay televisor ni distracciones (aunque si una buena conexión al wifi). Se nota la calidez de la madera y, sobre todo, se siente el silencio. Disponen de 4 camas (una doble y dos individuales) y un pequeño porche donde sentarse y tomar una copita de vino. “La idea la vi en Suiza” dice Lafarge, “las barricas las compramos en Finlandia y desde aquí diseñamos el interior para adaptarlo a nuestras necesidades”. A pocos metros de las barricas, en el mismo edificio donde descansa el vino, hay las duchas y baños comunitarios. “Ahora estamos reformando la bodega, queremos crear una cocina-comedor para la gente que se aloja en las barricas y lo estamos haciendo con vistas a la sala de vinificación”, dice Lafarge. También tienen previsto una piscina climatizada justo enfrente del viñedo y unos apartamentos completos para familias.

El crémant de Bourgogne
Clos du Grand Bois dispone de 13 hectáreas de viñedo en Mâconnais. Hasta el momento, la mayoría de la producción iba directamente a la cooperativa y Anthony se quedaba una pequeña parte para hacer sus vinos de autor (10.000 botellas de blanco joven, blanco fermentado en barrica y crémant de Bourgogne). Pero desde la vendimia 2017, su reto es trabajar el cien por cien de la producción y su gran apuesta son espumosos de calidad y con largas crianzas, cada vez más reputados en esta región francesa. La estancia a Clos du Grand Bois se completa, no podía ser de otra manera, con un paseo por el viñedo, una visita a la bodega y una cata de vinos.

Anthony Lafarge junto a sus vinos.
Frédéric Lafarge en el viñedo durante la visita.

MÁS INFO en CLOS DU GRAND BOIS
MÁS SOBRE LA RUTA DE LOS GRANDS CRUS DE LA BORGOÑA

1 comment on “La experiencia de dormir en una barrica de vino

  1. Pingback: Borgoña: a #prettyroute!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: