creativitat

Convertir el vi en aigua

Del vino, y de sus residuos, se han hecho mil historias y productos. Abonos naturales, productos de cosmética, velas, perfumes, orujos, combustible… pero Recaredo ha hecho el milagro que todos, al menos los que somos asiduos a los tes y a las infusiones, estábamos esperando: convertir el vino en agua.

De acuerdo. No es tan milagroso como parece. Lo explico. Lo que ha creado el Celler Credo ha sido Vespres de verema, una infusión a base de rapa, pieles, semillas y otras hierbas aromáticas que se encuentran en su finca con el fin, dicen, de “infusionar un paisaje”. “Durante tres años estuvimos pensando la manera de dar una salida a estos elementos del vino que se pierden pero que, en cambio, tienen muchos beneficios. Una de las salidas era la cosmética pero en este caso vimos que realmente, la aportación de nuestro vino al producto final, era un porcentaje muy pequeño” comentan Carles Mata y Santi Redondo, del equipo de desarrollo de esta nueva marca.

Así, en colaboración con la empresa ALMA, empezaron a pensar esta nueva infusión a base de xarel·lo que ya se puede encontrar en algunos restaurantes de renombre. Vespres de verema 2016 está elaborado 100% con productos de las viñas de Recaredo, una finca ecológica y biodinámica de donde salen algunos de los mejores cavas del mundo. Las hojas se recolectan justo después de la vendimia y se secan en la buhardilla de la bodega. La rapa, pieles y las semillas se extraen tras el cuidado proceso de maceración de los vinos tranquilos de Can Credo. Es quizás, nos comentan, la parte más delicada pues el secado de estas pieles húmedas puede llegar a estropearse. El cupaje se complementa con una pequeña selección de hinojo, romero y lavanda… todo natural y de la finca Montpedrós, en la zona de Sant Quintí de Mediona. “Justo ayer fui yo mismo a recoger un poco de romero para la añada 2017 de esta infusión” dice Mata, prueba de que es un proyecto “muy bonito e inquieto” con el que se ha implicado todo el personal.

¡Tómala fría y entiende porque Recaredo ha convertido el vino en agua!

Vespres de verema se puede tomar en caliente, como una infusión normal y corriente a media tarde o después de comer… o se puede infusionar y dejar enfriar en un decantador. Es en este momento, en frío, cuando afloran las aromas del vino, del mosto, de la vendimia y del terroir. Aromas dulces de mosto recién prensado pero también aromas a miel, a frutos secos, a levadura… Es como si tuviéramos en la copa un vino de vendimia tardía pero, en la boca, ¡oh sorpresa!, es agua. “Hemos visto, y así nos lo han comentado los restauradores, que estamos delante un producto muy gastronómico, que puede servirse durante la comida, en copa de vino y es un perfecto sustituto para la gente que no toma alcohol”, dice Redondo.

Así, a partir de ahora, cuando Pitu Roca dice aquello de que “el vino es un paisaje embotellado”… también podríamos añadir que Vespres de verema es un paisaje infusionado.

 

 

0 comments on “Convertir el vi en aigua

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: